Sobran los motivos

Finaliza la jornada de Huelga General y la manifestación celebrada en Santander. Es tiempo de recopilar información y hacer algún que otro apunte.

El Gobierno de España lleva desarrollando en once meses una serie de reformas, algunas de las cuales son:

– La Reforma Laboral: Desde su entrada en vigor los niveles de desempleo han aumentado, registrándose a nivel estatal un desempleo que ya roza el 25%. La precarización de las relaciones laborales, en una tendencia iniciada ya hace años, están aumentando a niveles nunca conocidos antes.

– La Reforma Financiera: Que por el momento no ha conseguido dar sus frutos. Aun no hay confianza en el sistema financiero y para colmo, se ha ayudado con ingente dinero público a cajas y bancos que al mismo tiempo han ocasionado escándalos como las “preferentes” y “desahucios” despiadados.

– La Reforma Fiscal: El Partido Popular anunciaba en su programa electoral una rebaja fiscal. La realidad en once meses al frente del Gobierno es que han subido cantidad de impuestos y tasas. Lo más sonado el 21% de tipo general del IVA, pero lo mismo han hecho con el IRPF, IBI, etc. Un “asalto fiscal” a traición de manos de quien preconizaba lo contrario como fórmula de salida de la crisis.

– La Reforma Sanitaria: Imponiendo un copago farmaceútico que es realmente un “repago” de las medicinas, y unos recortes en la contratación de personal y recursos que hacen de la asistencia sanitaria universal un bien público en peligro de extinción.

– La Reforma Educativa: En primer término modificando las ratios de alumnos por aula, y recortando el personal docente interino que comporta un descenso en algunas ratios de calidad educativa. Y a largo plazo, con el anteproyecto de la LOMCE, que tiene como fines últimos la privatización de la educación, la segregación de enseñanzas y de alumnos.

– La Reforma de la Dependencia: La retirada de fondos económicos para sufragar las ayudas de la Dependencia que cada vez más restringe el acceso a las mismas, supone ya un cuestionamiento de lo que debiera de ser un derecho social básico.

– La Reforma de la Justicia: Como elemento de agilización de los asuntos judiciales, parece que la solución mas inmediata es cobrar unas tasas por acudir a la Justicia, que deja “de facto” a muchos ciudadanos cuya capacidad económica es limitada, lejos de poder acceder a la misma.

Se podrían detallar aspectos que inquietan en el futuro como el sistema de cálculo de las pensiones, y otros aspectos que flotan en el aire, y que preocupan a mucha gente trabajadora, asalariada, autónomos, pensionistas, estudiantes, desempleados…

Repito que son datos objetivos recogidos de los últimos once meses y cuyos resultados no ofrecen datos esperanzadores, y muy al contrario apuntan a empeorar la crisis económica y financiera que ya comenzó hace 4 años.

Entiendo que haya personas que, a pesar de ello, sustenten y apoyen lo que el Gobierno está llevando a cabo. Para gustos se hicieron los colores.

Pero que a estas alturas, haya gente que desde medios de comunicación cuestionen la existencia de una Huelga General o que no comprenden los motivos para asistir a una manifestación como la de ayer, para expresar el malestar contra todas estas Reformas, calificadas por muchos como anti-sociales e injustas, no deja de llamarme la atención.

Está claro que, en un rápido repaso, y a la vista de los últimos acontecimientos, “sobran los motivos”.

2 comentarios en “Sobran los motivos

  1. Respecto a los copagos y a la justicia: si eres gobernante no tienes problemas.
    Y que los medios de comunicacion (intereconomia) no respalden la huelga tiene lógica los manifestantes pertenecen a “la izquierda radical anarquista ” notese la ironía

    Me gusta

  2. Un país sin memoria es un país sin futuro.
    Los que tenemos mucho tiempo, es decir que ya peinamos canas o a algunos con añoranza nos gustaría hacerlo, labramos en su momento un terreno lleno de piedras y malas hierbas muy difícil en aquellos tiempos para disfrutarlo, pero pensando en nuestro propio futuro y en el de nuestras generaciones venideras, como así intentaron hacer nuestros progenitores con una aplastada Constitución republicana.
    En otras palabras y -haciendo memoria- diré, que la dictadura franquista que heredamos, fue un auténtico paraíso para los capitalistas, y por ello el Estado español se convirtió en los años sesenta en el destino de inmensas inversiones de grandes empresas multinacionales, que encontraban unas condiciones laborales impensables en otros países europeos.
    Los trabajadores no teníamos derechos o más bien pocos y se fueron consiguiendo gracias a las movilizaciones y la lucha de la clase obrera (palabra odiada por Franco y secuaces a la que prefería cambiarla por “operario”), que pagó con creces y con el precio de muchas vidas humanas, muchos años de cárcel, despidos y todo tipo de represalias, como también factor importante fue ese sentimiento de unidad llamado solidaridad que existía entre los trabajadores, alguno se preguntará hoy día en que consiste eso.
    Todas estas luchas, fueron dando su fruto y los derechos que hasta ahora veníamos disfrutando, fueron arrancados a los empresarios y al Gobierno muy a su pesar, porque para ellos era más importante realizar esas concesiones a los trabajadores y ceder, que las movilizaciones se fueran extendiendo. Habría mucho que hablar sobre este tema, ya que la palabra revolución en aquellos días ponía a más de uno de ellos la piel de gallina, hoy día impensable utopía.
    Solo hay que –recordar- con que derechos contábamos antes de que este cruel liberalismo se apoderara de nuestra sociedad; la sanidad o educación por poner un ejemplo nos lo quieren hacer ver como una concesión graciosa que nos hacen a los trabajadores.
    Empezó por anestesiar a nuestra juventud, un arma cargada de futuro como la poesía de Gabriel Celaya e intentan contagiar a todo una sociedad, así decenas de años más tarde, nos estamos dejando robar todos aquellos resultados, todos aquellos frutos obtenidos a base de tanto sufrimiento, la herencia destinada a nuestros hijos y lo más importante nos estamos dejando robar la dignidad.

    Y -haciendo memoria- diré, solo por poner un ejemplo, de los 10 años por estas fechas de la tragedia del Prestige en todo lo ámplio de nuestra cornisa cantábrica.
    ¿Os acordáis quienes fueron sus responsables?, parece ser que no, ya que la mayoría de ellos están ocupando cargos importantes como premio a ello, en vez de pagar con cárcel tremenda irresponsabilidad, con esa misma cárcel que muchos trabajadores y trabajadoras pisaron por luchar y conseguir, en aquellos tiempos del cuplé, esos dignos derechos que hasta ahora hemos venido disfrutando, premiamos y ponemos de presidente del Gobierno al Sr. Rajoy, José María Aznar y su queridísima esposa de absurdas declaraciones antes y ahora, Álvarez Cascos, Arias Cañete, Federico Trillo, etc., etc. etc., eso a nivel estatal porque si nos acogemos a lo nuestro, habría tanto y tanto de que hablar.

    En nuestra casa, poco a poco no las van metiendo, están haciendo de ella un circo donde van creciendo los enanos. Iñigo echa la culpa a Diego y este a Rajoy, y este a su vez a los socialistas y ellos a la Europa de los mercaderes, el caso es que al ciudadano de a pie, con su mirada extraviada, le van robando sus derechos, le imponen más impuestos, le asfixian económicamente y con el poco dinero que disponen las arcas municipales, las invierten en absurdos e innecesarios aparcamientos subterráneos como el de Mendicouague y otros tantos, o en tildar a la ciudad con esa inapropiada palabra de “Inteligente”, al mismo tiempo que inteligentemente nos quitan la sanidad, las ayudas sociales, la cultura, la educación, y aquel estado de bienestar que tanto nos estaba costando conseguir, nos lo convierten en el estado de subsistir y como contrapartida esos tristes personajillos aumentan su poder y economía.

    Como no espabilemos, la ciudadanía mantendrá por las calles conversaciones tan surrealistas como aquellas que leía en un Tebeo, cuándo aún llevaba flequillo, llamadas “Diálogos para besugos” donde siempre comenzaba con un “buenos días y le contestaban buenas tardes”, escritas por el ya fallecido Armando Matías Guiu, que como bien decía, no se llegará a entender la palabra pienso al no saber si nos referimos al pienso alimentario a al pienso intelectual y lo más importante, refresquemos -nuestra memoria-, no hay que consentir que todos estos personajes anteriormente citados, ladrones con sonrisa hipócrita y guante blanco nos la roben, ya que es uno, de los tantos bienes más preciados que tenemos..

    Y haciendo referencia a esa memoria, te dejo con estas palabras de mi entrañable Benedetti.

    “El olvido no es victoria
    sobre el mal ni sobre nada
    sino la forma callada
    de burlarse de la historia
    para eso está la memoria
    que se abre de par en par
    en busca de algún lugar
    que devuelva lo perdido.
    No olvida quien finge olvido
    sino quien puede olvidar”.

    Sobran los motivos, por supuesto y tanta mala hierba, amigo

    Salud amigo y un fuerte abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s