Nunca más

El 8 de octubre de 2.008, una explosión de gas y un incendio posterior, en circunstancias aún no bien explicadas de los números 41, 43 y 45 de la Calle Tetuán, provoca el desalojo de las 29 familias que habitan en él.

Las circunstancias del suceso me hizo implicarme a mi y a todo el grupo municipal regionalista en una situación dramática para las familias afectadas, y para ello, propusimos una bateria de medidas para hacer más facil el regreso a sus viviendas, aportando nuestro pequeño granito de arena para los vecinos. Poco o nada obtuvimos del equipo de gobierno municipal. Solo recurrir “a la normativa vigente”, que ellos mismos imponen con su mayoria absoluta. Y “cero” voluntad política.

En el camino, muchas protestas vecinales para recibir algo tan sencillo como la licencia de obras para rehabilitar el edificio, que el equipo de gobierno denegó, alegando estar el edificio fuera de ordenación.

La mayoria de los vecinos propuso una modificación puntual del PGOU para adecuar esa situación. Tampoco quiso el equipo de gobierno. Sin embargo, otros edificios más emblemáticos seguro que tendrán su modificación puntual del PGOU, si ello fuera necesario.

Muchas personas mayores y legítimos habitantes de esas viviendas han ido falleciendo en estos 41 meses. Los que sobreviven, han luchado hasta la extenuación por poder tener la oportunidad de regresar a sus casas. Se han encontrado de frente con la ruina del edificio decretada por el Alcalde de Santander. Sin solución ni oportunidad para la enmienda.

Y hoy me dicen al oido, que la ejecución de la ruina y el derribo del edificio es más que inminente. Un cúmulo de hechos que imposibilitaron que unos vecinos, que se vieron desalojados de sus viviendas hace tres años y medio, hayan podido volver a sus hogares. Sin una explicación a todo lo que ha pasado, ni porque desde el primer dia se deja deteriorar el edificio mucho más de lo que el incendio produjo, ni se tomaron medidas rápidas y directas destinadas a proporcionar cobertura técnica y jurídica a la rehabilitación de los números 41, 43 y 45 de la calle Tetuán al día siguiente del incendio.

Para esto deberíamos estar los servidores públicos, para ayudar a la gente, y evidentemente, en la calle Tetuán, eso no fue así. Eso no puede pasar más. Nunca más.

3 comentarios en “Nunca más

  1. Ahí debe haber demasiados intereses económicos por medio como para que a nadie le interese solucionar ese problema. Seguro que interesa mas derribarlo.. como en el Cabildo de Arriba.. sus habitantes tienen que malvender su propiedad y se construye otro edificio nuevo con garajes y un par de alturas mas como los de al lado… y.. un pastón que da para repartir entre unos cuantos. En este ayuntamiento no se da ni se deja de dar puntada sin hilo.. pasan por encima de cualquiera por una foto.. como para no hacerlo por una buena pasta..
    Nos guste o no.. que no me gusta.. esta gente está ahí por que les ha votado la mayoría de los ciudadanos.. incomprensible? si.. por que como ya he comentado en otro post.. esta ciudad tiene mas de barrio obrero abandonado por el ayuntamiento que buenos barrios de gente acomodada y beneficiada de la política municipal. Por lo que.. por narices.. muchos de los vecinos de los barrios que protestan han tenido que votar a quien está.. Eso no les hace ser merecedores de maltrato municipal.. pero.. que queremos?? si les votamos un año y otro también?? que le tiene que ocurrir a esta ciudad para que no salgan los mismos cada elecciones?? Si esta la ciudad que ya no se sostiene de pobre y arruinada.. si da vergüenza recorrerla.. Que misteriosa es la mente humana. No me gusta lo que hacen pero les voto…

    Me gusta

  2. Por causas ajenas a mi voluntad, no he podido tener conocimiento de tus palabras hasta ahora, pero como se suele decir que nunca es tarde si la dicha es buena y hay casos, convertidos en prolongados sufrimientos como el que nos trae en estos momentos, toda palabra es poca.
    Se Paco, que tanto tú personalmente como tu grupo municipal siempre ha estado al lado de esos vecinos, me consta. Les habéis escuchado, os habéis solidarizado con ellos y expuesta su tragedia en el consistorio pero ya se sabe, hay otros intereses mercantilistas más importantes en las mentes de esos “populares” (lógicamente aplíquese a Partido)
    Conozco este trágico caso por boca de sus vecinos. Cuándo me lo contaron por primera vez me derrumbé emocionalmente porque yo (como cualquier ciudadano de a pie), que me he pasado la vida trabajando y pagando durante muchos, pero que muchos años hipotecas a los bancos, con carencias para poder tener un hogar donde poder criar a mi familia, una morada donde crear una sensación de seguridad y calma para mi y para ellos, después de toda una vida de sacrificios ves como en unas horas todo eso desaparece, es llevar la palabra tragedia a lo más alto de su significado.
    Lo comprendí y sentí perfectamente porque yo también he vivido esa trágica sensación, a mi también se me quemó todo mi hogar, todos mis recuerdos, parte de mi vida se fue con aquellas llamas, pero a diferencia de estos vecinos es que, aunque con mucho trabajo, pude de nuevo poner mi vivienda al día.
    Me he solidarizado con su causa y lo seguiré haciendo, siempre que lo necesiten y ellos lo saben, que por mucho que este alcalde empecinado y mercantilista se empeñe en dar la vuelta a la tortilla, siempre me tendrán a su lado.
    A Iñigo de la Serna, hombre de frágil memoria, habrá que recordarle que el artículo 47 de la Constitución de este país y que como representante político debe acatar y aplicar, dice bien claro que “Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo el derecho de “DISFRUTAR DE UNA VIVIENDA DIGNA Y ADECUADA”, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para “IMPEDIR LA ESPECULACIÓN”.
    Por no recordarle también que el Comité de Derechos Urbanos de Naciones Unidas en su Observación General nº 4 define y aclara el concepto del derecho a una vivienda “DIGNA Y ADECUADA”, ya que el derecho a una vivienda no se debe interpretar en un sentido restrictivo simplemente de cobijo sino, que debe considerarse más bien como el derecho a vivir en seguridad, paz y dignidad
    Claro que para a Iñigo de la Serna la capacidad de percibir sensaciones y de responder a causas como “compasión” y “bondad” hacia sus semejantes o en su caso concreto el de ser alcalde, es inversamente proporcional al concepto de mercantilismo o al estado del poder superior y en especial al abuso de ese poder, por no hablar de chulería, etc. etc.
    Una de sus obras magnas “el necesario y fracasado parking de Tetuán” es un vivo reflejo de su capacidad de mentir, refiriéndome al bonito y espectacular parque en su superficie, para eso si hay dinero, para eso si hay foto, para eso si hay sensibilidad vecinal, pero para las tragedias humanas, para eso no hay oídos, por cierto y aplicando esa mentira al futuro parking de Mendicouague, yo ya he puesto mis barbas a remojar.
    Iñigo de la Serna (como se podrá observar nunca le he puesto el Don delante ni le he tratado de señor, porque para llevarlos hay que tener elegancia y saber ganarse ese respeto) ha desarrollado la teoría de de los tres monos místicos, en la suya propia. Es decir, la leyenda dice que aquellos tres monos fueron enviados por los dioses para delatar las malas acciones de los humanos y cada uno tenía dos virtudes y un defecto.
    Este prepotente representante municipal de falsa sonrisa, que se piensa que ya no es humano habiéndose transformado en un dios, ha desarrollado esas acciones en una sola teoría: “TODOS LOS DEFECTOS Y NINGUNA VIRTUD”.
    Desde aquí aprovecho para enviar un fuerte abrazo solidario y mucho ánimo a todos esos vecinos y vecinas del edificio siniestrado.

    Me gusta

  3. Por causas ajenas a mi voluntad, no he podido tener conocimiento de tus palabras hasta ahora, pero como se suele decir que nunca es tarde si la dicha es buena y hay casos, convertidos en prolongados sufrimientos como el que nos trae en estos momentos, toda palabra es poca.
    Tengo conocimiento Paco, que tanto tú personalmente como tu grupo municipal siempre ha estado al lado de esos vecinos, me consta. Les habéis escuchado, os habéis solidarizado con ellos y expuesta su tragedia en el consistorio pero ya se sabe, hay otros intereses mercantilistas más importantes en las mentes de esos “populares” (lógicamente aplíquese a Partido)
    Conozco este trágico caso por boca de sus vecinos. Cuándo me lo contaron por primera vez me derrumbé emocionalmente porque yo (como cualquier ciudadano de a pie), que me he pasado la vida trabajando y pagando durante muchos, pero que muchos años hipotecas a los bancos, con carencias para poder tener un hogar donde poder criar a mi familia, una morada donde crear una sensación de seguridad y calma para mi y para ellos, después de toda una vida de sacrificios ves como en unas horas todo eso desaparece, es llevar la palabra tragedia a lo más alto de su significado.
    Lo comprendí y sentí perfectamente porque yo también he vivido esa trágica sensación, a mi también se me quemó todo mi hogar, todos mis recuerdos, parte de mi vida se fue con aquellas llamas, pero a diferencia de estos vecinos es que, aunque con mucho trabajo, pude de nuevo poner mi vivienda al día.
    Me he solidarizado con su causa y lo seguiré haciendo, siempre que lo necesiten y ellos lo saben, que por mucho que este alcalde empecinado y mercantilista se empeñe en dar la vuelta a la tortilla, siempre me tendrán a su lado.
    A Iñigo de la Serna, hombre de frágil memoria, habrá que recordarle que el artículo 47 de la Constitución de este país y que como representante político debe acatar y aplicar, dice bien claro que “Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo el derecho de “DISFRUTAR DE UNA VIVIENDA DIGNA Y ADECUADA”, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para “IMPEDIR LA ESPECULACIÓN”.
    Por no recordarle también que el Comité de Derechos Urbanos de Naciones Unidas en su Observación General nº 4 define y aclara el concepto del derecho a una vivienda “DIGNA Y ADECUADA”, ya que el derecho a una vivienda no se debe interpretar en un sentido restrictivo simplemente de cobijo sino, que debe considerarse más bien como el derecho a vivir en seguridad, paz y dignidad
    Claro que para a Iñigo de la Serna la capacidad de percibir sensaciones y de responder a causas como “compasión” y “bondad” hacia sus semejantes o en su caso concreto el de ser alcalde, es inversamente proporcional al concepto de mercantilismo o al estado del poder superior y en especial al abuso de ese poder, por no hablar de chulería, etc. etc.
    Una de sus obras magnas “el necesario y fracasado parking de Tetuán” es un vivo reflejo de su capacidad de mentir, refiriéndome al bonito y espectacular parque en su superficie, para eso si hay dinero, para eso si hay foto, para eso si hay sensibilidad vecinal, pero para las tragedias humanas, para eso no hay oídos, por cierto y aplicando esa mentira al futuro parking de Mendicouague, yo ya he puesto mis barbas a remojar.
    Iñigo de la Serna (como se podrá observar nunca le he puesto el Don delante ni le he tratado de señor, porque para llevarlos hay que tener elegancia y saber ganarse ese respeto) ha desarrollado la teoría de de los tres monos místicos, en la suya propia. Es decir, la leyenda dice que aquellos tres monos fueron enviados por los dioses para delatar las malas acciones de los humanos y cada uno tenía dos virtudes y un defecto.
    Este prepotente representante municipal de falsa sonrisa, que se piensa que ya no es humano habiéndose transformado en un dios, ha desarrollado esas acciones en una sola teoría: “TODOS LOS DEFECTOS Y NINGUNA VIRTUD”.
    Desde aquí aprovecho para enviar un fuerte abrazo solidario y mucho ánimo a todos esos vecinos y vecinas del edificio siniestrado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s