Debates que siempre tienen vigencia

ALTAVOZ

Constituida la “nueva” Corporación Municipal de Santander, que tiene de todo menos de “Cambio”, y por lo que se ve, va a continuar con los viejos tics del pasado, me he permitido rescatar de manera textual una Moción a Pleno que tuve la oportunidad de defender en Junio de 2.010 (si, hace cinco años ya), en las que solicitaba una reducción de sueldos, dedicaciones exclusivas del equipo de gobierno y de altos cargos del Ayuntamiento de Santander:

“En estos difíciles momentos de crisis que han hecho incluso al Gobierno de España adoptar medidas extraordinarias de ahorro en el gasto público y reducción del déficit y aconsejan también la adopción de medidas igualmente extraordinarias en los Ayuntamientos, que además de contribuir a la contención del gasto en cada uno de ellos, tengan un carácter ejemplificante ante los ciudadanos que son quienes han de soportar las pesadas consecuencias derivadas de la adopción de las citadas medidas de ahorro y contención.

El Ayuntamiento de Santander no puede ser ajeno a las circunstancias que aconsejan tomar decisiones tendentes a la reducción del déficit a través del ahorro en gastos no productivos en todo el sector público local, aunque respetando, claro, aquellos que tengan un marcado carácter social.

Una de las cuestiones que contribuirían determinantemente a alcanzar los objetivos de ahorro y ejemplificación es la reducción del aparato directivo del propio Ayuntamiento.

Por ello, presento hoy para su debate y aprobación la siguiente MOCIÓN:

Instar al Equipo de Gobierno a la adopción de las siguientes medidas de simplificación de su configuración:

– Reducción de la estructura del Ayuntamiento de 14 a 7 concejalías y sus correspondientes dedicaciones exclusivas, que asumirían las competencias de las desaparecidas mediante una racional distribución de las mismas.

– Reducción de los Altos Cargos de Confianza a los niveles del año 2004”.

En ese debate de Junio de 2010, el Partido Popular votó en contra de la propuesta. Y en relación al debate suscitado en la actualidad, me temo que nada ha cambiado en la intención del Alcalde. En cualquier caso, dará la oportunidad de comprobar si cinco años después se ha conseguido o no avanzar en la racionalidad municipal en la primera acción de gobierno de esta Legislatura.

Al menos, queda claro que cinco años no son nada, y que lo debatido hace cinco años, lamentablemente, sigue teniendo vigencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s